LA HERENCIA A BENEFICIO DE INVENTARIO

¿Qué es y cuál es su función?

La herencia a beneficio de inventario es un mecanismo previsto para proteger a los herederos frente a las posibles deudas de la herencia.

La herencia, cuando se acepta de forma pura y simple, implica la aceptación de todo el patrimonio del fallecido, tanto los bienes como las deudas.

Cuando aceptas pura y simplemente respondes de las deudas hereditarias de forma ilimitada, esto es, con todo tu patrimonio personal previo.

Puede suceder que las deudas superen el valor de los bienes del causante (fallecido) o que sean tan altas que los herederos prefieran no heredar.

La herencia a beneficio de inventario supone que se va a responder de las deudas del causante con el límite de los bienes de la herencia.

Aceptando la herencia a beneficio de inventario proteges el patrimonio que tuvieras previamente a la herencia.

El testador nunca podrá, ni por testamento ni por ningún otro medio, prohibir la aceptación de la herencia a beneficio de inventario.

Esta modalidad de aceptación es siempre opcional, salvo en determinados casos establecidos por la Ley, como por ejemplo cuando los herederos son menores de edad.

Procedimiento para aceptar la herencia a beneficio de inventario

¿Ante quién tengo que solicitarlo y en qué plazo?

La persona habilitada para ello será el Notario competente para realizar el reparto de la herencia.

Deberás declarara que optas por la modalidad de beneficio de inventario expresamente, pues de lo contrario se entiende que la aceptas pura y simplemente.

En caso de encontrarte fuera de España, deberás manifestarlo ante el diplomático competente para realizar funciones de Notario en el extranjero.

Es importantísimo que sepas que tienes un plazo de 30 días para manifestar al Notario que quieres que la aceptación de la herencia sea a beneficio de inventario cuando:

  • Cuando tengas en tu poder la herencia o parte de ella, o si has gestionado la herencia en calidad de heredero (artículo 1014 del Código Civil): Empezarán a contar desde el día siguiente a saber que tienes la condición de heredero. Deberás citar a herederos y legatarios que pudieran tener algún interés en la herencia.
  • Cuando no tengas en tu poder la herencia o parte de ella ni la hayas gestionado en calidad de heredero (artículo 1015 del Código Civil): Cuando algún interesado en la herencia requiera al Notario para que fije plazo para que los herederos acepten o repudien la herencia. El plazo comenzará a contar al día siguiente al fijado por el Notario para ello.
  • Aparte de los casos anteriores (artículo 1016 del Código Civil), si no se presenta demanda al heredero, se podrá solicitar la aceptación a beneficio de inventario mientras la acción para reclamar la herencia no haya prescrito.

Formación de inventario

Una vez manifestado que se quiere aceptar la herencia a beneficio de inventario, se citará a los acreedores y legatarios interesados.

Dentro de los 30 días siguientes a esa citación, se comenzará a formar inventario de todos los bienes, derechos y obligaciones que compongan la herencia.

Igualmente habrá de dar un valor económico a cada una de las partidas que compongan el inventario.

El inventario habrá de terminarse en un máximo de 60 días. No obstante, si el Notario considera que no es suficiente tiempo, podrá prorrogarlo hasta un máximo de un año (artículo 1017 del Código Civil).

Una vez realizado el inventario, podrás comprobar cuál es el estado real de las deudas hereditarias y si te interesa aceptar o renunciar a ella.

Efectos de la aceptación a beneficio de inventario

El artículo 1023 del Código Civil establece que serán efectos de la aceptación a beneficio de inventario los siguientes:

1º El heredero no queda obligado a pagar las deudas y demás cargas de la herencia sino hasta donde alcancen los bienes de la misma.

2º Conserva contra el caudal hereditario todos los derechos y acciones que tuviera contra el difunto.

3º No se confunden para ningún efecto, en daño del heredero, sus bienes particulares con los que pertenezcan a la herencia.

Ventajas y desventajas de aceptar la herencia a beneficio de inventario

La principal ventaja de esta modalidad es la que ya hemos comentado.

Aceptando a beneficio de inventario proteges tu patrimonio personal en caso de que la herencia traiga consigo deudas que heredarías de manera ilimitada.

Las situaciones en las que te aconsejamos aceptar la herencia a beneficio de inventario son aquellas en las que no tengas claro si el fallecido tenía deudas, o si sospechas que es probable que las tenga.

La principal desventaja es que el proceso de la aceptación de la herencia a beneficio de inventario puede ser largo y tedioso.

A ello hay que añadir que, dada su complejidad, es necesario que te asesores legalmente, lo que va a suponer un coste añadido.

Autor: Francisco Moret Gea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *